El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 

- Fractura de Tobillo
- Lesión de Tendón Peroneo
- Tendinitis Insercional de Aquiles
- Sindróme del Túnel Tarsiano
- Ruptura del Tendón de Aquiles Aguda
- Artritis Reumatoidea de Pie
- Recons. del Tendon del Tibial Posterior
- Reconstrucción Ligamentaria de Tobillo
- Cirugía de Hallux Valgus
- Cirugia de Hallux Rigidus
- Artrodesis Subastragalina o Subtalar
- Aloinjerto total de tobillo
- Fascitis Plantar
- Inestabilidad y esguinces de tobillo
- Cirugía de Neuroma de Morton
- Reconstrucción del tendon de Aquiles
- Fracturas del Quinto Metatarsiano
- Lesiones del hueso sesamoideo del Pie


Las fracturas del tobillo

Si la forma y la anatomía del tobillo no son restauradas minuciosamente, el revestimiento del cartílago del tobillo se verá perturbado. Esto conducirá inevitablemente a la artritis. Piense en la artritis como el desgaste del revestimiento del hueso. Imagine el extremo de un hueso de pollo que se alinea con el cartílago.Cada articulación del cuerpo está recubierta de cartílago, y la pérdida del cartílago conduce al desarrollo de la artritis. Por lo tanto, el objetivo de tratar a todas las fracturas de tobillo es volver a la posición de los huesos para prevenir la aparición de la artritis. Algunas fracturas de tobillo menores pueden ser tratadas en una bota o yeso sin cirugía. La mayoría de las fracturas de tobillo, sin embargo, requieren un tratamiento quirúrgico.
La cirugía se realiza con una incisión (s) en uno o ambos lados del tobillo se realiza con anestesia regional del nervio poplíteo y lleva pocas horas de internacion o a lo sumo un día. Tornillos y / o una placa de metal se insertan en el maléolo medial y el peroné con el fin de restablecer la exactitud o reducir la alineación de la fractura. Después de la cirugía, un vendaje de yeso se aplica en  el tobillo. El vendaje se mantiene hasta que se quitan los puntos (por lo general alrededor de dos semanas).

No se permite durante aproximadamente seis semanas. En ese tiempo de caminata de protección (con una bota removible o aparato ortopédico) pueden ser permitidos. Los ejercicios de fisioterapia, natación y ciclismo son partes importantes del proceso de recuperación. Fortalecen la pierna y desarrollar el movimiento del tobillo. Si el tobillo no se repara correctamente o no se cura bien, la artritis y la deformidad del tobillo puede ocurrir.
La articulación del tobillo es una estructura única que depende de la perfecta alineación de los huesos para el funcionamiento normal. Aunque el tobillo se mueve en una dirección hacia arriba y abajo (llamado dorsiflexión y flexión plantar), hay un movimiento muy sutil con torsión, llamado  rotación. Para que el tobillo pueda trabajar de manera eficiente, los huesos deben alinearse perfectamente, que llamamos la mortaja tibio-peronea.
Postoperatorio:
Día 1

  • Tobillo y pie vendado, en alto, crioterapia, medicación suministrada
  • Se puede esperar adormecimiento post anestesia durante 12 hs.
  • Puede manchar los vendajes por los drenajes dejados durante la cirugía.

1° semana

  • Usar muletas, sillas de ruedas para deambular
  • No mojar

2° semana

  • Se toman Rx
  • Se realiza curación
  • Se coloca Walker boot
  • Se controlan puntos de sutura
  • Se puede mojar
  • Puede empezar a apoyar con el 30% de su peso.

4° semana

  • Debería empezar a realizar ejercicios de hidroterapia o natación.
  • Puede apoyar totalmente su peso en la piscina.

6° semana

  • Comienzo con bicicleta fija sin resistencia
  • Comienzo con la movilización con kinesiólogo para mejorar rango de movimiento
  • Carga total del peso corporal en bota plástica

No caminar sin bota

Lesión del tendón peroneo
Los tendones peroneos son  dos tendones que se encuentran inmediatamente detrás del hueso exterior del tobillo (peroné). Estos dos tendones son responsables de mover el pie hacia fuera en una dirección llamada eversión.
Son importantes para el balance de la parte posterior del pie y evitar que el pie se vuelva hacia el interior repetidamente. Son ligeramente más débiles que los músculos y los tendones en la parte interior del tobillo y son propensos a las lesiones.
Uno o ambos de los tendones se pueden desgarrar. Esto conduce a la hinchazón, el dolor y una sensación de inestabilidad detrás de la parte externa del tobillo.
De vez en cuando los tendones pueden lesionarse en una caída o una lesión deportiva.
Si los tendones se  dislocan o luxan de forma aguda pueden  necesitar ser reparados para prevenir futuros desgarro de los mismos.  
El diagnóstico de la lesión en el tendón peroneo se hace a través del examen cuidadoso y palpación por el cirujano ortopédico.
Una resonancia magnética puede ser necesaria para documentar con mayor claridad la magnitud de la rotura.
Una vez que la lesión se diagnostica, la cirugía es necesaria.
Los tendones pueden repararse por suturas. Si se ve muy desgarrados, éstos necesitan ser reemplazadas por un nuevo tendón. A veces, este tejido del tendón se puede obtener de la pierna del mismo. En otros tiempos los tendones de aloinjertos se utilizan. Esto viene del banco de tejidos.
Los tendones del injerto son seguros de usar, no tienen propiedades inmunogénicas y no son rechazadas. Este procedimiento se ha realizado con éxito a los deportistas profesionales que han regresado a la competencia.


Tendinitis insercional de Aquiles

El tendón de Aquiles se une al hueso del talón (calcáneo) en un área muy amplia. Aunque el tendón es sólo de aproximadamente un centímetro de espesor, su fijación se extiende más de un tres y un área de medio centímetro sobre el calcáneo.
El estrés recurrente en el tendón, donde se une (la introducción) conduce a la inflamación, microscópicamente se produce  desgarro del tendón, hinchazón y dolor. Esto puede estar asociado con la inflamación del espacio entre el tendón y el calcáneo, llamada  bursa retrocalcánea.
A veces la parte posterior del talón se puede empezar a ampliar y llegar a ser muy gruesa. El engrosamiento se debe en parte como resultado de los espolones óseos que se pueden desarrollar en la parte posterior del calcáneo. Estos pueden crecer en la sustancia del tendón de Aquiles causando más desgaste del tendón.

El tratamiento de la inserción del tendón de Aquiles comienza con reposo, elevación del talón en la suela del zapato y un tratamiento con fisioterapia.
Todos estos están diseñados para disminuir la inflamación en el tendón. La inflamación se produce con cada paso que damos al caminar por el estiramiento del tendón de Aquiles.
El relleno del zapato, zapatos de tacón alto y un tratamiento con fisioterapia son comúnmente exitosos. La cortisona (inyección de esteroides) no debe utilizarse para tratar la inflamación de la inserción del tendón de Aquiles ya que esto puede conducir a un mayor deterioro del propio tendón.
Si los tratamientos conservadores no son suficientes, se realiza la cirugía. Los procedimientos quirúrgicos son variados y están determinados por el problema de fondo. Por ejemplo, si el hueso en la parte posterior del talón es muy importante y está cavando en el tendón de Aquiles, el hueso es recortado y resecado.
Por otra parte, el tendón puede necesitar ser reparado si se produce un desgarro del tendón, donde se une al hueso. Además de la reparación del tendón, una transferencia de un tendón se utiliza (la transferencia del tendón del dedo gordo del pie, llamado el flexor largo del dedo gordo). Esta transferencia del tendón añade fuerza y apoyo en el tendón dañado debilitado.

Postoperatorio
DIA 1

  • Pie vendadocolocar pie elevado y con hielo
  • Puede mancharse la curación con sangre
  • No cambiar y no tocar los vendajes DIA 10-14

Síndrome del túnel tarsiano
Que es el síndrome del túnel tarsiano?
Es familiar el síndrome del túnel carpiano, el cual se presenta en la muñeca donde el nervio se encuentra comprimido el síndrome del túnel carpiano y el del túnel tarsiano son similares pero este ultimo ocurre por compresión del nervio tarsiano el cual discurre por detrás del tobillo.
Se puede observar diferentes síntomas incluidos calambres, adormecimiento, dolor, calor, pinchazos por detrás del tobillo y en el arco interno del pie.
La cirugía se realiza de forma ambulatoria, es un procedimiento de un a hora y se utiliza sedacion y bloqueo regional como anestesia.

Como es la cirugía del túnel tarsiano?

  • Se realiza una incisión por detrás del tobillo cerca de 4 – 6 cm de longitud.
  • Se utilizan microscopía portátil para la localización del nervio y sus ramas.
  • El nervio se divides en sus ramas, se reseca el retináculo el cual es el que presiona sobre el nervio, y éste se relaja.

Recomendaciones generales:

  • Puede esperar un poco más de dolor por 2-3 días.
  • Se permite caminar y manejar sobre el pie operado a las 2 semanas
  • Se utilizan muletas por 4 semanas.
  • Se realiza vendajes el cual se utiliza por dos semanas y se retiran los puntos de sutura para la misma fecha.
  • Se comenzara con la kinesioterapia a la 4 semana y con ejercicios livianos.
  • El tobillo puede permanecer inflamado por 4 meses.
  • Se utilizara un calzado deportivo por 6 semanas.
  • Se puede esperar adormecimientos y calambres por un par de meses pero no es muy frecuente.
  • Se administra medicación especifica para síntomas.

Postoperatorio específico:
Dia 1:

  • El pie se encuentra vendado
  • Hielo, medicación y pie elevado
  • Puede estar adormecido 12-24 hs
  • Puede drenar entre 12-24 hs
  • No pisar por nada

1° semana:

  • Usar muletas, sillas de ruedas, Walker.
  • No tocar el vendaje sin autorización medica
  • No mojar ni ensuciar

2° semana:

  • Cambio de vendajes en consultorio
  • Retiro de suturas
  • Instrucciones para la mobilizadion
  • Se puede mojar normalmente (baño)
  • Limpiar con alcohol luego del baño.
  • Se puede empezar a apoyar si no hay dolor

3° semanas:

  • Ejercicios y fisioterapia son importantes
  • Puede empezar natación y bicicleta fija
  • Se puede colocar unas plantillas con arco de confort por 4 meses.

Ruptura Aguda del Tendón de Aquiles
La ruptura o desgarro, del tendón de Aquiles es una condición común. Esto ocurre normalmente en el individuo incondicionado que sostiene la ruptura al practicar deportes, o tal vez, al tropezar.
Hay una contracción vigorosa del músculo y el tendón se desgarra.
El paciente suele describir la sensación de que alguien o algo ha afectado a la parte posterior del músculo de la pantorrilla. El dolor es de repente y aunque es posible caminar, por lo general es doloroso.
Más importante aún, la pierna es débil. Esto es particularmente notorio cuando se trata de empujar al caminar, y no hay fuerza suficiente para hacerlo.
El diagnóstico de una rotura del tendón de Aquiles es fácil de hacer, y sin RX, RMN. El defecto en el tendón es fácil de ver y palpar.
El diagnóstico de rotura del tendón es fácil de hacer para un cirujano ortopédico.

Tratamiento no quirurgico
Si bien es posible tratar este tendón roto sin cirugía, no es lo ideal ya que la fuerza máxima del músculo y el tendón rara vez se  recuperan.
La razón de esto es que los extremos del tendón se rompieron de una manera muy irregular, casi como los extremos de un pincel. Tan pronto como la rotura del tendón, el músculo de la pantorrilla (músculo gastrocnemio) sigue tirando en el tendón, y el extremo del tendón roto tira de nuevo en la pierna, se produce lo que llamamos retracción.
Una vez que el tendón se retrae, nunca es posible obtener la suficiente fuerza de nuevo sin necesidad de cirugía, porque las funciones del músculo ya no están en la longitud correcta  de biomecánica, por lo tanto  se extendió.
Si por una razón u otra su médico no recomienda la cirugía, es esencial obtener pruebas especiales para comprobar que los extremos del tendón se encuentren en contacto para que la curación pueda ocurrir. La mejor prueba para hacer esto se llama una prueba de ultrasonido (ecografia), y no una resonancia magnética.
Hay pacientes en los que la cirugía no puede llevarse a cabo, en particular, debido a condiciones médicas existentes, que puede incrementar las posibilidades de complicaciones después de la cirugía.
Para estos pacientes, se utiliza una ortesis especialmente diseñado que coloca  las posiciones de los pies correctamente, y toma la presión y la tensión del músculo y el tendón. Lo más importante sin embargo, un yeso nunca se utiliza porque causa la contracción permanente (atrofia) del músculo de la pantorrilla. Usamos una bota especial, que permite que la presión en el pie al caminar, y una bisagra incorporada al arranque para permitir el movimiento del tobillo. Hemos demostrado en muchos estudios de la ruptura del tendón de Aquiles, que este movimiento del pie en la bota al caminar es ideal para la curación del tendón.
Hace muchos años, los pacientes con una ruptura del tendón de Aquiles se les colocaban un yeso con el fin de curar el tendón.
Esto ya no se utiliza, ya que el caso aumenta la probabilidad de otra rotura del tendón, y crea rigidez del tobillo, y debilidad de los músculos de las piernas.

Tratamiento quirúrgico de la ruptura del tendón de Aquiles
La corrección quirúrgica del tendón roto es casi siempre necesaria.
Esto se realiza con el fin de recuperar la fuerza máxima del tendón de Aquiles, así como el empuje de la fuerza normal del pie.
La fuerza del músculo depende de la tensión correcta entre el músculo y el tendón. La única manera que la tensión correcta en el tendón se  pueda establecer con precisión es la reparación de los extremos del tendón.
Cuando se rompe el tendón, los extremos del tendón  se separan y múltiples hebras del tendón están presentes como trozos de espaguetis.
 Somos capaces de realizar la cirugía a través de una pequeña incisión de unos 4 cm en la parte posterior de la pierna.  
Hay viejas técnicas de moda para reparar el tendón que requieren incisiones muy largo (12 cm) en la parte posterior de la pierna.
Estos son complicados y se asocia con una alta incidencia de infección en la piel después de la cirugía. Esta es una consideración importante, ya que la infección en la piel puede causar problemas devastadores con la piel y los tendones. El problema de la infección de la piel tiene, en el pasado, los cirujanos llevaron lejos de los métodos quirúrgicos de tratamietos.
Afortunadamente, ahora hay un nuevo método único disponible para operar en y reparar el tendón. Este nuevo método requiere sólo una pequeña incisión de uno a dos centímetros de longitud. Esto es mucho más precisa la cirugía. La recuperación después de este procedimiento es más fácil y la tasa de complicaciones quirúrgicas es extremadamente baja.
 
Rehabilitación después de la cirugía del tendón de Aquiles
Después de la reparación del tendón se debe  no caminar en el pie afectado por 3 semanas, a  continuación, se inicia la marcha con  una bota removible. Hubo algunos tratamientos utilizados hace muchos años que se basaba en un yeso en la pierna. Esto llevó a la debilidad tremenda y atrofia de los músculos que a menudo era permanente.
Hace aproximadamente quince años, con un tratamiento iniciado por el Dr. Myerson, la recuperación después de la cirugía para reparar el tendón de Aquiles cambiado drásticamente, lo que lleva a la restauración máxima de la curación del tendón y un rápido retorno de la fuerza.
En lugar de un yeso, una bota removible y se usa en lugar de usar muletas, se inicia muy rápidamente después de la cirugía.
La terapia y los ejercicios se inició poco después de la cirugía. Este proceso de la terapia es fundamental en la recuperación después de la rotura del tendón, y sin un programa cuidadosamente supervisado, la recuperación completa no es posible. Este tratamiento ha hecho una gran diferencia en el proceso de recuperación de los deportistas tanto recreacionales como profesionales.


La artritis reumatoidea el pie

La artritis reumatoide puede tener efectos significativos en los pies y el tobillo.
Estos van desde la inflamación de las articulaciones del dedo del pie a la destrucción severa de las articulaciones del pie y el tobillo.
El proceso de inflamación de las articulaciones comienza con una inflamación del revestimiento de las articulaciones llamada cápsula. A medida que la cápsula se inflama, la articulación se llena de líquido y se vuelve dolorosa. El revestimiento del cartílago de la articulación puede desgastarse.
El espacio articular se estrecha y el hueso comienza a frotar en el hueso, dando lugar a una artritis dolorosa.
Además, las deformidades se pueden producir como consecuencia  la distensión de los ligamentos y  la cápsula de la articulación.
Si la caja de la articulación (la cápsula) se  relaja de manera significativa, las articulaciones (en particular el antepié) pueden dislocarse.
Esto puede causar una hinchazón dolorosa en la parte inferior del pie que pueden hacer caminar terriblemente incómodo.
Además de la dislocación de las articulaciones, el dedo gordo comienza a desviarse y los juanetes (hallux valgus) se pueden formar en el interior del dedo gordo del pie.
Un juanete (hallux valgus) severo con deformidad del dedo gordo del pie está asociada con deformidades de todos los dedos de los pies.
El tratamiento de esta condición es doble. El primer objetivo es mantener el pie lo más estable posible y evitar un mayor deterioro de las articulaciones y deformidad creciente de los pies. El segundo objetivo es obtener ayuda para caminar y hacer más fácil el uso de zapatos. Por desgracia, como la deformidad (en particular de los dedos del pie) se agrava, se hace muy difícil seguir adelante sin necesidad de cirugía.
La cirugía en los dedos, en particular los nudillos de los dedos (articulaciones metatarsofalángicas), debe llevarse a cabo tan pronto como sea posible.
Esto evitará que algunos de los cambios destructivos de las articulaciones se produzcan.
A pesar de que son capaces de tratar incluso las más graves deformidades de los dedos del pie, es siempre preferible de mantener la función y el movimiento del dedo gordo o grande del pie.
Cirugía de los dedos del pie se divide en los del dedo gordo del pie (dedo gordo) y las de los pequeños dedos del pie y sus articulaciones (las articulaciones metatarsofalángicas menor).
A medida que la deformidad del dedo gordo del pie empeora, el procedimiento más fiable para la corrección es fusionar la articulación. Esto endereza el dedo del pie, proporciona una corrección permanente de la deformidad y evite cualquier tipo de deformidad recurrente o dolor de la artritis.
Sin embargo, es posible corregir el dedo gordo del pie mixto, sin la fusión, en particular si la deformidad puede ser abordada antes, en el curso de los acontecimientos.
Lo mismo ocurre con las articulaciones de las falanges de los metatarsianos. Si las articulaciones son severamente dislocado y los cambios óseos están presentes, el procedimiento más fiable es la de eliminar todos los metatarsianos (los nudillos de la parte delantera del pie). Esto endereza los dedos del pie, alivia el encorvamiento de los dedos de los pies y alivia toda la terrible presión debajo de la parte delantera del pie. Es preferible tratar de mantener las articulaciones sin quitar los nudillos. Esto se puede hacer con los cortes óseos (osteotomía) de los metatarsianos.
Estas osteotomías deben realizarse al inicio del proceso de la enfermedad.
La artritis reumatoide afecta también a la parte posterior del pie y la articulación del tobillo. Artritis de estas articulaciones se asocia a menudo con aplanamiento del arco del pie.
El tratamiento ideal consistiría en evitar que estas graves deformidades se produzcan por realizar la cirugía en las primeras etapas de la enfermedad.
A medida que la deformidad empeora, se vuelve cada vez más difícil para obtener un pie normalmente alineado.
Incluso con graves deformidades, sin embargo, la cirugía aún se puede realizar.
El pie se estira con la fusión de las articulaciones de la parte posterior del pie. Cuando la artritis reumatoide afecta la articulación del tobillo, el tratamiento quirúrgico de reemplazo de tobillo ideal es total.
Aunque una fusión de la articulación del tobillo es posible y necesaria a veces, la mayoría de los pacientes con artritis reumatoide.
Esto se debe a la articulación del tobillo no es la única articulación afectada. Otras articulaciones de la parte posterior del pie también están involucradas.
Por esta razón, es preferible mantener el movimiento del pie y el tobillo cuando sea posible y evitar la artrodesis.

Que es la reconstrucción del tendon del tibial posterior?
El tendon del tibial posterior se encuentra ubicado en la region posterointerna del pie, y ha sufrido una ruptura o una elongacion degenerativa.
El tendon del tibial posterior es responsable del mantenimiento del arco longitudinal interno del pie.
Cuando el tendon se rompe o se elonga dicho arco se aplana.
En la reconstruccion propiamente dicha, se usa un tendon como tecnica de suplementacion o aumento llamado flexor comun de los dedos.
De acuerdo al dano del tendon, y tiempo de patología se usan otras tecnicas complementarias como osteotomia de calcaneo, alargamiento del tendon de Aquiles, o alargamiento con injerto de la columna interna del pie.
Cuidados postoperatorios.
Usted no podrá apoyar el pie operado, entre 2 a 6 semanas, dependiendo de los procedimientos quirurgicos realizados y grado de severidad.

  • Durante este periodo usara una bota de Waker o un yeso.
  • La terapia kinesiologica es importante es este periodo. ( entre 1 a 2 meses).
  • Presentara leve edema postoperatorio aproximadamente por 6 meses.


Reconstrucción Ligamentaria de Tobillo

Usted presenta una ruptura ligamentaria de tobillo, con la necesidad de realizar la reconstrucción anatómica de la lesion.
Existen 2 metodos de reconstrucción ligamentaria: uno, llamado procedimiento de Bostrom modificado, consiste en reparar la ruptura ligamentaria en forma anatómica, suturando cabo a cabo la lesion, usando arpones, que se anclan en el hueso.
El otro metodo, llamado reconstrucción ligamentaria de tobillo percutanea o mininvasiva, consiste en realizar la reparacion usando un tendon de banco de tejidos, por incisiones minimas.( tecnica moderna).

  • Usted usará por aproximadamente 3 a 4 semanas una bota de yeso o un Walker.
  • Podra comenzar a deambular con la bota a las 2 a 3 semanas de la cirugía.
  • Usted podra comenzar a realizar ejercicios fisicos a las 6 semanas de la cirugía.
  • Es de suma importancia la terapia kinesiologica en este periodo.


Cirugía de Hallux Valgus: Mini incisión

El primer dedo es llamado Hallux. Si el primer dedo o dedo grande se desvía hacia el dedo pequeño es llamado Hallux Valgus.
Así se empieza a desarrollar un sobrehueso en la cara interna del primer dedo,  el cual a esta prominencia interna se la conoce como bunion.
El bunion es generalmente hereditario pero puede ser causado o agravado por el uso de calzados, esta condición es más frecuente en las mujeres que en los hombres y raramente ocurre en aquellos que  usan un calzado adecuado.
El tratamiento del  bunion depende enteramente de lo inconfortable que puede resultar, el dolor del bunion es siempre agravado por el uso de calzados estrechos  y dependerá del tipo y tamaño de dicho calzado.

De hecho hay pacientes con un bunion muy pequeño el cual son muy sintomáticos y pacientes el cual encontraron la habilidad para sortear el “efecto” bunion y encuentran calzados que le permiten realizar sus actividades.
Pero la realidad que hay dos vías para el tratamiento del bunion las cuales son cambiar la forma y el tamaño del calzado o el tamaño y la forma del pie. Es más fácil cambiar la forma y el calzado en el hombre que en la mujer.
Si el bunion se transforma en molesto e irritante, el calzado inconfortable, la cirugía es la recomendación.
Hay muchas técnicas quirúrgicas la cuales pueden ayudar a la resolución de este problema en el pie, la magnitud del bunion, la presencia de artritis en el Hallux, y el aumento del espacio entre el primer y segundo metatarsiano (ángulo intermetatarsiano), son indicaciones de cirugía de Hallux.
Bunionectomia por mini incisión: Generalidades
La cirugía es indicada correctamente cuando hay deformidad del Hallux, bunion y desviación del primer metatarsiano.
En un primer momento con una incisión de 2 – 3 cm se reseca el bunion por una técnica llamada osteotomía. Luego se realiza si es necesaria la corrección del ángulo intermetatarsiano en los cuales se utiliza  distintas osteotomías para tal fin dejando en ocasiones una fijación  para que no vuelva a recidivar.

Generalidades de la recuperación:

  1. puede esperar dolor moderado durante los primeros días.
  2. se permite caminar sobre el pie el día después de la cirugía con sandalia postoperatoria.
  3. se puede utilizar muletas si usted lo necesita, no utilizamos yesos en estas intervenciones.
  4. puede empezar a manejar en cuatro días si fuese el pie izquierdo y 7 días  si fuese el pie derecho.
  5. el pie necesita vendajes por 4 semanas aproximadamente.
  6. se puede empezar a hacer ejercicios a partir de la cuarta semana.
  7. s recomienda usar un calzado deportivo (zapatillas) durante 4 semanas.
  8. durante la recuperación no se debe caminar sin la sandalia postoperatoria.
  9. el pie puede presentarse hinchado y con edemas durante 4 meses.

Postoperatorio especifico:
Del 1° a 5° día:

  • el pie se encuentra vendado y en una sandalia postoperatoria.
  • hielo, pie elevado y antiinflamatorios.
  • leve adormecimiento y edemas durante las primeras 24 hs.
  • puede mancharse con sangre el vendaje pero es normal.
  • no cambiar el vendaje sin consultar.
  • no sacar la sandalia ni para dormir a la noche.
  • empezar a caminar apoyando el talón.
  • empezar a manejar con la sandalia postoperatoria si es el pie izquierdo.

Dia 7 – 10:
1. primeras consultas y toma de Rx postoperatoria.
2. cambio de vendajes

4 – 6 semanas:
1. usar zapatillas deportivas para caminar
2. fisikinesioterapia usualmente se recomienda durante 1 a 2 meses
3. se puede esperar edemas en el pie cerca de 4 meses.


Cirugia de Hallux Rigidus
La rigidez en la articulación del  1° dedo del pie (Hallux Rigidus)
El movimiento de la articulación del dedo gordo se produce típicamente en un arriba y abajo, único plano (flexión dorsal y flexión plantar).
La flexión dorsal normal es de aproximadamente 75 grados y la flexión plantar es de 25 grados. Cuando el dedo gordo del pie tiene un movimiento limitado, a menudo, pero no siempre, asociado con alguna forma de artritis en el dedo gordo del pie, se conoce como hallux rigidus.
El tratamiento del hallux rigidus a menudo tiene que ser quirúrgico, pero puede esperar con una modificación de calzado apropiado durante cierto tiempo.
Para tratar el dolor en la articulación del dedo gordo, los zapatos son modificados , se coloca  una ortesis rígida de apoyo del arco en el zapato y, a veces añadiendo un efecto balancín pequeña (llamada barra metatarsiana), que está pegado a la parte inferior de la suela del zapato.
Zapatos de suela delgada y tacones altos agravan esta condición debido a que más se hace hincapié en el dolor de las articulaciones afectadas.
El tratamiento quirúrgico de hallux rigidus es determinada por el grado de la artritis y la deformidad.
Se realiza la cirugía con  sedacion y anestesia regional poplítea, la duracion aproximada es de una hora y el paciente puede volver a su domicilio a las dos horas culminada la cirugia.
Para el tipo de menor importancia de hallux rigidus, resecar la protuberancia del hueso en la parte superior del metatarsiano es suficiente (queilectomía). A medida que la rigidez del dedo gordo aumenta la  queilectomía no es suficiente y  se realiza un corte de hueso adicional necesario en el dedo gordo del pie (una osteotomía de la falange).
A medida que aumenta la artritis, la capacidad de una osteotomía o queilectomía para corregir el problema, mantener el movimiento, y prevenir cualquier agravamiento de la artritis es muy limitada.
Para estos pacientes, ya sea una fusión del dedo gordo del pie (una artrodesis) o la extracción del hueso de la articulación (una artroplastia) se puede  llevar a cabo.
La gran diferencia entre una artroplastia y una artrodesis de fusión  es el movimiento del dedo gordo.
La principal ventaja de una fusión es que se trata de una corrección permanente con la eliminación de la artritis y el dolor. La desventaja es la limitación del movimiento del dedo gordo del pie. Generalmente los pacientes son capaces de hacer ejercicio, correr y usar zapatos la mayoría con bastante comodidad.
El uso de un talón más alto de 4 cm  es difícil después de una artrodesis del dedo gordo.
Remoción de un hueso de la articulación (una resección o artroplastia de interposición) reduce el dedo gordo del pie ligeramente, pero mantiene un cierto movimiento.
Esta es una operación eficaz, sobre todo para las personas que prefieren tener el movimiento del dedo gordo del pie después de este tipo de cirugía. No es, sin embargo, lo más seguro y predecible como una fusión en términos de problemas recurrentes con el dedo gordo del pie. La decisión de realizar una fusión o una artroplastia de la articulación es a menudo una cuestión de preferencia del médico y paciente, una decisión que se hace juntos.

Artrodesis Subastragalina o Subtalar
Que es la artrodesis subastragalina?
El objetivo de esta cirugía es fusionar (artrodesis)  una de las articulaciones del retropié. Es una cirugía bastante frecuente que se utiliza para la corrección de varias deformidades y artritis del retropié.
Es una cirugía ambulatoria, la cual dura aproximadamente una hora, la cual también se puede pasar una noche internada, se realiza con anestesia regional del pie y sedación superficial.
Este tipo cirugía no afecta el movimiento de dorsiflexion y platiflexion (movimiento de arriba hacia abajo) del pie y el tobillo, pero si se encontrará alterado el movimiento de traslación lateral del mismo, el cual ya se encuentra alterado en esta patología.
Este tipo de movimientos se ven en manifiesto en las superficies desparejas, pero todo tipo de ejercicios se permiten luego de una artrodesis de la articulación subastragalina.
Se realiza la fusión (artrodesis) en la articulación subastragalina con dos microtornillos que se colocan desde el calcáneo, una vez que la articulación es fusionada se pueden retirar los tornillas si estos molestasen pero rara vez ocurre.
Es muy importante la programación de la   rehabilitación kinesiologica para una muy buena vuelta al ejercicio físico por parte del paciente.
Se deben utilizar calzados de confort y realces internos para una buena recuperación.

Recuperación postoperatoria:

  • No se puede apoyar sobre el pie operado aproximadamente durante 6 – 8 semanas pero dependerá de la respuesta de cada paciente.
  • Durante el momento que no pueda apoyar se utilizara para el traslado del paciente muletas, sillas de ruedas, etc.
  • Se usara un yeso por debajo de la rodilla durante 2 semanas después de la cirugía.
  • Luego de las dos semanas de yeso se retiraran los puntos y se colocara una bota plástica  en este tiempo.
  • Se permitirá manejar automóviles a partir de la 3 – 4 semanas.
  • Puede empezare a caminar con la bota a partir de la 5 semana, dependiendo del nivel del dolor y las instrucciones medicas.
  • Fisikinesioterapia se indicara para la movilización del pie y el tobillo por parte de personal especializado durante 4 – 6 semanas.
  • Se puede esperar edemas residuales en los tobillos y pie por aproximadamente 6 meses.
  • Se recomienda realizar tareas de elongación  y movimiento durante los 9 meses posteriores a la cirugía.

Postoperatorio especifico:

Dia 1:

  • El pie se encontrará vendado, elevado, con crioterapia.
  • Se deberá tomar la medicación proporcionada por el especialista
  • Se puede esperar un pie adormecido durante 12 – 24 hs, así como también un pequeño drenaje de la herida.
  • No se deberá tocar el vendaje sin la aprobación del especialista.

Dia 10-14:

  • Se cambian los vendajes y se solicitan Rx de control
  • No se permite el apoyo durante 6 – 8 semanas.

6-8 semanas:

  • Se remueve la bota y se toman Rx de control
  • Se continúan las totalidades de las tareas, con todo el apoyo pero con bota plástica.

12 semanas:

  • Comienzo de los ejercicios programados con el kinesiólogo
  • Se puede esperar un pie semirigido durante 2 meses más.

Aloinjerto total de tobillo
Es un reemplazo del tobillo mediante un injerto fresco del tobillo obtenido a partir de banco de huesos.. Aunque existen otras opciones quirúrgicas alternativas, cada operación tiene sus ventajas y desventajas claras y las tasas de éxito de estas operaciones son diferentes. Estas decisiones no siempre son fáciles para el paciente.
La decisión final debe hacerse con un cirujano ortopédico que tiene una gran experiencia en el manejo de la artritis del tobillo. Esta experiencia es muy importante. Los estudios han demostrado que los buenos resultados de la cirugía y disminución de las tasas de complicación son  con una mayor experiencia quirúrgica y a cargo se especialistas.
Nuestro equipo quirúrgico es unos de los primeros en hacer este tipo de reemplazos en el país y los primeros en la provincia de Santa Fe
Los resultados de la sustitución del injerto de tobillo son buenos pero no siempre previsibles. Con una artrodesis de tobillo, la articulación se fusiona o queda pegada entre sí, limitando el movimiento hacia arriba y hacia abajo. Un sustituto del injerto de tobillo, sin embargo, permite una función más normal, Es aunque el movimiento no pueda ser perfecto. La principal ventaja de la sustitución del tobillo de  aloinjerto es el regreso de una cierta libertad de movimiento en el tobillo.
Este movimiento es importante para caminar, hacer ejercicio y actividades de tipo escalar.El movimiento completo de la articulación del tobillo no es probable que se recupere, sin embargo, es preferible a la falta de movimiento en el tobillo fusionado.
El éxito de la sustitución del injerto ha sido buena. Hay posibilidad de complicaciones como cualquier otra operación incluyendo problemas de curación de la piel, cambios en los nervios en la piel con parches adormecida, la artritis, etc.
Tal vez el problema concreto de la sustitución del injerto es que el hueso y el cartílago que consiste en trasplantar no se cura, y la artritis se desarrolla. Si esto ocurre, otro reemplazo del injerto se puede realizar, o se puede convertir esto en un reemplazo de tobillo más tradicional, o incluso una fusión del tobillo.
La recuperación tras la sustitución del tobillo con injerto es muy cuidadosoen su  seguimiento.
Rehabilitación y el ejercicio son esenciales.
La rehabilitación incluye una bicicleta estática y la terapia en una piscina. Esto comienza tan pronto como se quitan los puntos y la incisión a sanado. Estos ejercicios facilitan el rango de movimiento y en definitiva, mejoran el resultado final del procedimiento de reemplazo de la articulación del aloinjerto.
En reemplazo de un injerto de tobillo es , una totalmente nueva superficie conjunta (de hueso y el cartílago de un cadáver fresco) se implanta en lugar de sustituir la articulación del tobillo con una prótesis de metal y plástico. Este procedimiento ofrece una alternativa única para el manejo de la artritis del tobillo.
Aunque no hemos estado llevando a cabo este procedimiento durante más de unos pocos años, los resultados a corto plazo son muy alentadores.
La principal ventaja de este tipo de procedimiento es el potencial de sustitución de toda la articulación del tobillo con las células del cartílago viable de vida.
En los casos que hemos realizado hasta el momento no parece haber ninguna respuesta inmune o el rechazo del material implantado. Parece que a diferencia de otros tejidos trasplantados, no hay suficiente hueso o cartílago para que esto sea reconocido como extraño y rechazado entonces. El aspecto más importante del trasplante es el tamaño correcto para que coincida perfectamente el tobillo.
La operación consiste en la extracción de un segmento de hueso y cartílago del tobillo artrítico y, a continuación los cortes óseos idénticos se hacen en el injerto de cadáver del tobillo utilizando instrumentos especializados que cortan el injerto en el tamaño exacto y la forma. Esta operación incluye un equipo muy especializado de cirugía reconstructiva de tobillo, así como un buen banco de trabajo óseo para proporcionar el injerto de donantes necesarios para su implantación.
Una vez que haya sido aceptado como candidato para el reemplazo de tobillo. Esto no depende de tejido compatible, como por ejemplo, debe hacerse con otros trasplantes de órganos. En su lugar, tenemos que obtener un partido de tamaño perfecto para su tobillo. Esto toma mucho trabajo por parte del hueso del injerto empresa con la que trabajamos.
En un reemplazo total del tobillo con aloinjerto, una  nueva superficie articular (de hueso y el cartílago de un cadáver fresco) se implanta en lugar de sustituir la articulación del tobillo con una prótesis de metal y plástico.
Esto supone en lo que se puede considerar un trasplante de un nuevo tobillo, ya que el hueso y el cartílago fresca es trasplantado de un cadáver, en sustitución del tobillo artrítico que se separa por completo.
La ventaja de este tipo de procedimiento es el potencial de sustitución de toda la articulación del tobillo con las células del cartílago viable de vida. Este procedimiento ofrece una alternativa única para el manejo de la artritis del tobillo.
Es un procedimiento que es probablemente el más emocionante de todas las opciones de tratamiento disponibles para la gestión de la artritis del tobillo, en el que si funciona, el paciente tiene un tobillo normal.
No todo el mundo es un candidato adecuado para este procedimiento de trasplante de tobillo. El paciente que es ideal para esta operación es más joven y mucho más activo. Dado que la sustitución total del tobillo funciona bien, sobre todo para las personas adultos jóvenes, rara vez usa el transplante de tobillose indica para la persona mayor más sedentaria. Se utiliza más específicamente para el paciente más joven que normalmente requieren una fusión del tobillo (artrodesis).
Éste es particularmente el caso de los pacientes que tienen artritis de tobillo en ambos tobillos, donde la fusión de ambos tobillos es muy debilitante. El otro escenario que es un problema es en el paciente que tiene artritis tanto de las articulaciones del tobillo y otras adicionales en la parte posterior del pie, por lo que si una artrodesis deberá llevarse a cabo, tendría que ser más amplia.
La operación de trasplante de aloinjerto tobillo requiere un equipo muy especializado de cirugía reconstructiva de tobillo, así como un buen banco de trabajo ósea para proporcionar el injerto de donantes necesarios para su implantación. ¿Qué pasa con el paciente que puede ser elegible para este procedimiento es que tras un cuidadoso estudio, el tamaño del tobillo se mide por análisis de computadora, y las mediciones son enviadas digitalmente a una empresa que cosecha el tobillo de un cadáver. Extremadamente estrictas precauciones se toman para garantizar que este proceso es completamente estéril, y que no hay infección que pueda estar presente en el tejido trasplantado. El proceso de detección de infecciones es aún más rigurosa que la adoptada por las empresas que participan en las transfusiones de sangre.
Una vez que el tobillo se ha medido, los datos se envían al banco de tejidos, que entonces comienza la búsqueda del tamaño exacto
La recuperación después del trasplante de aloinjertose d tobillo es muy similar a la que después de reemplazo de tobillo total.
Curiosamente, no hay rechazo del injerto como puede ocurrir en casos de trasplante de otros, ya que el volumen de tejido trasplantado tiene poco potencial inmunogénico. En los casos realizados hasta la fecha no ha habido ninguna respuesta inmune o el rechazo del material implantado.


Fascitis plantar

El hueso del talón (calcáneo) está rodeado por una dotación especializada de tejido grasoso llamado la almohadilla del talón. La almohadilla del talón tiene una cierta esponjosidad o resiliencia. Se compone de múltiples células especializadas de grasa localizadas en pequeños compartimentos para mantener la amortiguación del talón durante la marcha y de pie.
Hay una serie de ligamentos que se insertan en la parte inferior del talón. Es la inflamación de los ligamentos que normalmente da lugar a una condición llamada fascitis plantar.
La fascitis plantar consiste en el desgarro de un microscopio de los ligamentos que se adhiere a la parte inferior de la parte posterior del talón. Es una condición común y frecuentemente presente en las mujeres que tienen sobrepeso. También se asocia con ciertos tipos de pie, así como golpes repetitivos, actividades agotadoras que puede causar hematomas e inflamación de la parte posterior del talón.
Los pacientes con fascitis plantar suele experimentar dolor en la mañana cuando se levantan. Cuando el pie se coloca en el suelo hay una sensación súbita, punzante en la parte posterior de la superficie inferior del talón. El dolor continúa y que el pie se extiende un poco al caminar, algunos de los que el dolor disminuya. Por lo general esto mejora un poco, sólo para empeorar de nuevo como pararse y caminar aumento en el transcurso del día.
El diagnóstico de la fascitis plantar es confirmada por un examen muy específico de la parte posterior del talón en relación con la localización del dolor en el talón. A menudo hay un nervio que es a la vez inflamado o aplastado debajo de la fascia que pede ser la causa del dolor. Esto puede agravar el dolor aún más.
El tratamiento de la fascitis plantar es sencillo. Está diseñado para amortiguar el talón, estirar la fascia y el apoyo del arco del pie.
El principal tratamiento consiste en una amortiguación del talón con una talonera de silicona. Los ejercicios de estiramiento para la parte posterior del talón se realizan sobre una base regular, de dos a tres veces al día.
Estirando el pie en la noche utilizando una férula nocturna diseñados especialmente o refuerzo mantiene el pie en una posición erguida. Esto evita que se caigan durante la noche.
La posición natural del pie durante el sueño se basa en la fascia, que luego es sometido a un esfuerzo vigoroso de nuevo al levantarse y caminar por la mañana.
Mantener la fascia se extendía en todo momento (pero sobre todo por la noche) parece ayudar. Si estos métodos de tratamiento no funcionan, una inyección de cortisona en la parte posterior del talón a menudo reduce la inflamación. Más de una inyección de cortisona no es una buena indicacion porque debilita la almohadilla del talón e incluso puede agravar la condición.
Si ninguno de estos tratamientos son suficientes, las alternativas son la terapia de ondas de choque o la cirugía.
Terapia de ondas de choque es un tratamiento único en el que una alta frecuencia, se transmite impulsos de ultrasonido en la parte posterior del talón para romper la formación de cicatrices. Es posible que haya oído hablar de tratamientos similares para tratar los cálculos renales.
Como alternativa, la cirugía puede realizarse a través de una pequeña incisión en la parte posterior del talón para liberar la fascia plantar y, en algunos casos, la liberación del nervio que se pellizca al mismo tiempo.
Los tratamientos son muy efectivos para aliviar el dolor crónico si la amortiguación, el estiramiento y la inmovilización no surtieron efecto.

Inestabilidad del tobillo y los esguinces de tobillo
El tobillo trabaja de manera conjunta, el movimiento lo realiza hacia arriba y hacia abajo. A esto lo  llamamos flexión dorsal y flexión plantar.
La articulación del tobillo está bien comprendida por un grupo de huesos el  principal es el astrágalo, en el interior el maléolo medial (tibia) y en el exterior el peroné.

  RX Frente del tobillo.
M = maléolo medial, L = maléolo lateral (peroné). Talus (astrágalo)
 

Los movimientos de lateralidad de la parte posterior del pie en realidad no ocurren en la articulación del tobillo, pero se presentan en la articulación por debajo de ella que se llama la articulación subastragalina. El músculo que tira del pie hacia dentro (inversión) es ligeramente más fuerte que los músculos que tiran del pie hacia afuera (eversión).
Cuando se produce una tracción del pie de forma brusca, hay una tendencia para el talón a rodar hacia el interior y crear tensión en los ligamentos externos. Si esta tensión es grave se produce un esguince del tobillo.
Un esguince es en realidad una lesión que se produce en los ligamentos de apoyo externo del tobillo.
Como estos ligamentos se estiran, llegan a  un punto crítico más allá del cual los ligamentos no regresan a su función normal y una rotura del ligamento se produce. Los esguinces pueden ir desde los relativamente menores a aquellas en que los ligamentos son completamente desgarrados y el tobillo puede ser muy inestable.
El esguince agudo de tobillo se ha asociado con una notable hinchazón y los moretones en la cara externa del tobillo.
El tratamiento clásico de un esguince del tobillo es reposo, hielo, compresión y elevación. Este tratamiento está indicado para disminuir la inflamación y la hinchazón del tobillo asociado con el esguince.
Para los esguinces leves un  Walker boot puede utilizarse en el tobillo. Caminar con descarga (muletas) es permitido durante este proceso de recuperación, permitiendo que los ligamentos de tobillo se curen.
Tras este período inicial de inmovilización, el fortalecimiento con ejercicios son fundamentales para recuperar el equilibrio del tobillo. Es fundamental que los tendones y los músculos en la parte exterior del tobillo (los tendones peroneos) se fortalezcan. Esto debe llevarse a cabo inicialmente en un programa de ejercicio supervisado bajo kinesiologos con experiencia.
Si los ligamentos se han visto gravemente dañados, la capacidad de recuperar el tobillo y prevenir más torceduras depende de la fuerza de los músculos peroneos.
A medida que el tobillo se lesiona en repetidas ocasiones, los músculos peroneos se debilitan aún más. Esto debilita la capacidad de prevenir los esguinces recurrentes. Los pacientes con un arco alto (cavo) están predispuestos a esguinces.
Como resultado de una  lesión continua se llega a la inestabilidad del tobillo, la capacidad de adaptar el pie sobre superficies irregulares se ve limitada. La capacidad de hacer cambios rápidos en la posición del pie sobre la superficie del suelo se llama propiocepción. Si esta capacidad se ve disminuida, la probabilidad de producir un esguince de tobillo más grave aumenta.
A los esguinces de tobillo recurrentes los  llamamos inestabilidad crónica del tobillo.
El tobillo entra en riesgo de desarrollar otros problemas.

  Estos incluyen lesiones del cartílago del astrágalo y espolones óseos que se desarrollan alrededor del frente y a los lados del tobillo. Estos son todos los precursores de la artritis, última etapa del tobillo.  
Estas fotos ilustran un paciente con inestabilidad crónica del tobillo
Los ligamentos son completamente laxos en este tobillo y el riesgo de esguinces recurrentes es muy alto.
 

El diagnóstico de la inestabilidad crónica recurrente se realiza a través de un cuidadoso examen del tobillo y de rayos-X que se toman mientras se aplica presión en el tobillo (stress).
Una vez que el diagnóstico de la extensión y severidad de la inestabilidad del tobillo se haga entonces un plan de tratamiento puede ser iniciado. Un programa de fortalecimiento es útil antes de proceder con la cirugía. Esto es cierto incluso con los pacientes que han tenido esguinces recurrentes y la inestabilidad crónica recurrente.
Afortunadamente, la reparación quirúrgica de los ligamentos del tobillo se puede realizar.
Hay muchas diferentes técnicas utilizadas para estabilizar el tobillo. Algunos dependen de la reparación de los mismos ligamentos.
Otros dependen más sobre el uso de un tendón detrás del tobillo (el tendón peroneo) o un injerto de tendón para reforzar el tobillo por completo.
Estas operaciones suelen ser muy exitosas.
Los pacientes son capaces de volver a todas las formas de actividad deportiva sin riesgo de lesiones recurrentes en el tobillo.



Cirugía de Neuroma de Morton
En que consiste la cirugía? 
Entre la cabeza de los huesos metatarsianos, el nervio esta comprimido, y se inflama, causando el neuroma. 
Es necesario remover el neuroma, con buen resultado, ya que se comporta como un tumor.La localización habitual es en el 3er espacio intermetatarsiano. 

Cuidados Postoperatorios: 
Usted tiene permitido deaumbular el mismo dia de la cirugía, con una sandalia pop.

  • Puede conducir auto, a los 4 dias de la cirugía.
  • Puede comenzar con ejercicios fisicos aerobicos a partir de la 4ta semana.
  • Puede presentar una disminución de la sensibilidad de los dedos e inflamación por un periodo de 3 meses aproximado.
  • Es importante realizar kinesiologia inmediatamente después de la cirugía.

Que es la ruptura crónica del tendon de Aquiles?
Cuando la ruptura del tendon de Aquiles no es diagnosticada tempranamente, el tendon comienza a retraerse. Caminar o realizar actividades fisicas incrementa la dificultad.Existen otros musculos en la pierna que compensan la perdida de fuerza del tendon de Aquiles, pero no lo suficiente.
El comienzo de esta patología puede tratarse con una bota de Walter, pero habitualmente no funciona.
La cirugía es el tratamiento mas optimo, y consiste en realizar la sutura del tendon cronicamente lesionado. El metodo quirurgico elegido dependera de la solucion de continuidad o gap entre los cabos tendinosos.
Si la separacion es minima la sutura termino-terminal o directa es la aconsejada, si es mayor se usan tendones accesorios o injertos tendinosos de banco de tejidos, y se realizan lo que llamamos transferencias tendinosas.

Cuidados Postoperatorios:
Usted usara un yeso o bota de Walker, por un periodo que variara de acuerdo al grado de lesion. ( de 3 semanas a 8 semanas).
Es fundamental la terapia kinesiologica inmediata a la cirugía, como efecto analgésico y antiinflamatorio y para fortalecer la sutura.
Puede realizar actividades físicas a las 6 semanas aproximadamente.
Presentara edema residual por 3 meses.


¿Qué es una fractura de quinto metatarsiano?
Las fracturas son comunes en el quinto metatarsiano - el hueso largo en la parte exterior del pie que se conecta con el dedo pequeño. Hay dos tipos de fracturas que ocurren a menudo en el quinto metatarsiano son:

Otros tipos de fracturas pueden ocurrir en el quinto metatarsiano. Los ejemplos incluyen las fracturas en la mitad de la diáfisis, que generalmente son el resultado de un trauma o torsión, y las fracturas de la cabeza del metatarsiano y el cuello.

  • Los síntomas
    Avulsión y fracturas Jones tienen los mismos signos y síntomas. Estos incluyen:

Diagnóstico
Cualquier persona que tenga síntomas de una fractura del quinto metatarsiano debe ver a un cirujano de tobillo y pie tan pronto como sea posible para el diagnóstico y tratamiento adecuados. Para llegar a un diagnóstico, el cirujano le preguntará cómo ocurrió la lesión o cuando el dolor comenzó. 
El cirujano también podría ordenar radiografías. Debido a una fractura de Jones a veces no aparecen en las radiografías iniciales, estudios adicionales de imágenes pueden ser necesarios. 

El tratamiento no quirúrgico 
Hasta que no sean capaces de ver a un cirujano de tobillo y pie, se podría realizar:

El cirujano de tobillo y pie puede utilizar una de estas opciones no quirúrgicas para el tratamiento de una fractura del quinto metatarsiano: 

Cuando es necesaria la cirugía?
Si la lesión implica un hueso desplazado, roturas múltiples, o no ha podido curar adecuadamente, se puede requerir cirugía. El cirujano de tobillo y pie determinará el tipo de procedimiento que mejor se adapte a cada paciente.


¿Qué es un hueso sesamoideo?
Los Sesamoideos se encuentran en varias articulaciones en el cuerpo. En el pie normal, los sesamoideos son dos huesos en forma de un guisante situado en el metatarso del pie, debajo de la articulación del dedo gordo. 
Actuando como una polea para los tendones, los huesos sesamoideos ayudan a que el dedo gordo del pie impulse “empuja” al caminar y correr. Los sesamoideos también sirven como una superficie de soporte de peso para el primer hueso metatarsiano, absorbiendo al caminar, correr y saltar. 
Lesiones del hueso sesamoideo pueden aparecer en los huesos, los tendones y / o el tejido circundante en la articulación. A menudo se asocian con actividades que requieren una mayor presión sobre el pie, como correr, baloncesto, fútbol, golf, tenis y ballet. Además, personas con arcos altos están en riesgo de desarrollar problemas del hueso sesamoideo. Frecuente uso de zapatos con taco alto alto también puede ser un factor contribuyente. Tipos de lesiones del hueso sesamoideo del pie.

Hay tres tipos de lesiones del hueso sesamoideo del pie:

Diagnóstico
En el diagnóstico de una lesión en el hueso sesamoideo, el médico de pie y tobillo examina el pie, enfocándose en la articulación del dedo gordo del pie. El cirujano se focaliza sobre el dedo gordo del pie, muéve hacia arriba y hacia abajo, y puede evaluar el pie del paciente y evaluar el patrón de desgaste en los zapatos del paciente. Rayos X y en algunos casos, estudios avanzados de imagen (RMN) pueden ser ordenados. 

El tratamiento no quirúrgico:
El tratamiento no quirúrgico para las lesiones del hueso sesamoideo del pie puede incluir uno o más de las siguientes opciones, dependiendo del tipo de lesión y el grado de severidad:

Los medicamentos orales

Cuando es necesaria la cirugía?
Cuando las lesiones del hueso sesamoideo no responden al tratamiento no quirúrgico, la cirugía puede ser necesaria. El cirujano de pie y tobillo determinará el tipo de procedimiento que mejor se adapte a cada paciente